Avisar de contenido inadecuado

Fernando lugo: tribulaciones de la señora presidenta

{
}

FERNANDO LUGO: TRIBULACIONES DE LA SEÑORA PRESIDENTA

 



ARTÍCULO SOBRE EL MACHISMO "CON COMPROMISO POPULAR" DEL OBISPO LIBERTINO FERNANDO LUGO, ESCRITO DURANTE SU PROSELITISMO Y ANTICIPANDO LO QUE VENDRÍA.



En Paraguay, país que como credenciales de cultura machista ostenta el deshonroso récord de ser el último país de la región en conceder el sufragio femenino, las inequidades sufridas por la actual candidata oficialista a la presidencia del Paraguay (la primera con posibilidades serias), no tienen nada que envidiar a los padecimientos sufridos por Flora Tristán.

Decía Octavio Paz que la mujer tendida o erguida, vestida o desnuda, nunca es ella misma, sentencia que con la candidata paraguaya se cumple a rajatabla. Sus misóginos adversarios de derecha o izquierda, intentan indiscriminadamente relacionarla con los burócratas del gobierno de peor imagen, como si fuera una marioneta sin autonomía ni vida propia. Para potenciar la virulencia de su campaña, la prensa que subsidia el embajador norteamericano James Cason ha decidido atacar con ensañamiento la gestión de las mujeres con importantes cargos en el gobierno del actual presidente Nicanor Duarte Frutos.

En un país cuya corrupta seudo democracia puntofijista soportó como representantes a los peores de todos, nadie quiere conceder a la candidata oficialista Blanca Ovelar el beneficio de la duda, aunque éste haya sido depositado en beneficio de todos sus impresentables antecesores. La ANR ha hecho muchos pésimos gobiernos, es cierto, pero cuando sus candidatos varones hablaban de enmendar errores y renovar aires, siempre se les concedió el beneficio de la duda. Los duendes del machismo hacen que a la actual candidata nadie le conceda el menor margen de confianza en ese sentido.

Una oposición que pactó con un dictador militar, con un conocido jefe de una banda de narcotraficantes de fama mundial, con un presidente que llegó al poder por la vía del fraude, con un jefe de estado nombrado por orden judicial, hoy con Blanca y por primera vez con ella, se muestra absolutamente intransigente.

Ya a finales del siglo XVIII Francisco de Miranda en una conversación con el alcalde de París, M. Pethion, le había cuestionado la falta de representación de las mujeres en el gobierno francés, a las que sin embargo se les exigía respeto a las leyes que se habían hecho de acuerdo a su voluntad. En aquella misma ciudad de las luces en cuyo arco del triunfo está tallado el nombre del patriota venezolano, había redactado Olimpia de Gauges en 1791 su declaración de los derechos de la mujer, que aún sigue ausente de mención en la mayoría de los libros que hablan maravillas de la revolución francesa. Al igual de lo que pretenden hacer algunos de los machistas correligionarios de Blanca Ovelar, sus mismos androcéntricos compañeros de lucha en la revolución francesa enviaron a Olimpia a la guillotina, por la osadía de creer que los derechos ganados para los hombres libres también podrían ser aplicados a las mujeres. Está claro que nadie ni siquiera sueña hoy en comparar a Olimpia con Dantón o Marat, sería todo un ultraje a la historia machista que padecemos.

El primer país en conceder irrestricto derecho al voto a las mujeres, dicen las crónicas, fue Nueva Zelanda en el año 1893, gracias a un movimiento liderado por Kate Sheppard.. De todos modos, los exponentes machistas tomaron sus precauciones para no caer en las temibles garras del sexo opuesto: a las mujeres sólo se les permitía votar pero no presentarse a elecciones. La heroica resistencia misógina duró hasta 1919, cuando tuvieron que capitular y ceder a las neozelandesas el derecho a ser elegidas para cargos políticos.

Algunos casos significativos al respecto se dieron en Nueva Jersey y en Colombia. En New Jersey se autorizó en 1776 el primer sufragio femenino, aunque por un error de interpretación semántica. Se usó la palabra personas en vez de especificar “hombres”, despropósito que los exegetas de la misoginia enmendaron en 1807. Un caso similar aconteció en la provincia de Vélez (hoy departamento colombiano de Santander), donde el sufragio femenino aprobado en 1853 fue revocado en 1857 y sólo se restablecería en 1954, aunque debido a la dictadura de Rojas Pinilla sólo pudo ponerse en práctica desde 1957.

Sucede que los apóstoles y hermeneutas del machismo consideraron siempre identificados el sufragio universal con el sufragio exclusivo de los hombres, por lo que al hablar en general en realidad era implícito que las prerrogativas sólo correspondían al sexo masculino. Tal es así que en 1917 los constituyentes mexicanos no creyeron necesario especificarlo, y conservaron su constitución de 1857 tal cual estaba.

Aunque el machismo latino tenga cierta fama hay que decir en honor a la objetividad que entre los países del primer mundo, EEUU estuvo entre los últimos en reconocer el derecho al voto femenino. Lo hizo en 1920, cuando ya llevaba décadas aplicándose en países como Nueva Zelanda, Australia, Noruega, Alemania, Suecia, Austria. Algunas suspicaces feministas inclusive han pensado en voz alta que las actuales preferencias por Obama en la interna demócrata ante Hillary Clinton, en el país donde asesinaron a Martin Luther King por el color oscuro de su piel, tienen mucho más que ver con el machismo que con las supuestas cualidades oratorias y presencia del candidato de color.

En España el voto femenino se considera uno de los logros de la Segunda República española, pero para vergüenza de la izquierda, la mayor parte del mérito se lleva la escritora y abogada de derechas Clara Campoamor, aunque no se niega que contribuyeron con su prédica la pasionaria Dolores Ibárruri y la anarquista Federica Montseny. Lo cierto es que la única mujer que acompañaba a Campoamor en el Parlamento, la entonces diputada izquierdista y directora de prisiones del Gobierno provisional republicano, Victoria Kent, se opuso tenazmente. Victoria opinaba que sus congéneres no comprendían a fondo las bondades del sistema republicano, y puso como ejemplo en su discurso que fueron muy pocas las mujeres que se echaron a la calle el día 14 de abril, fecha de la proclamación de la II República.

El hecho de que Clara Campoamor defendiera el sufragismo femenino y de que Victoria Kent se opusiera hicieron las delicias del machismo español. Azaña describió la sesión como muy divertida y en son de burla añadió: dos mujeres solamente en la Cámara, y ni por casualidad están de acuerdo. Un periódico se preguntó al día siguiente, el 2 de octubre de 1931: ¿qué ocurrirá cuando sean 50 las que actúen? Algo parecido hoy podría opinarse de supuestas feministas paraguayas, que deliran entre el público de candidatos que constituyen verdaderos íconos del más retrógrado machismo de derechas.

La feminista que obtuvo el sufragio para su género en España, que de todos modos sería postergado por casi medio siglo de dictadura, no sacó barata su osadía. Durante la guerra civil española debió huir temiendo ser fusilada por cualquiera de los bandos.

En el Perú el voto sería concedido sin mayores convicciones feministas por el populista general Manuel Odría, y sólo porque creyó que la medida podría favorecerlo en las urnas. Desafortunadamente, este traidor al machismo peruano no pudo presentarse a las elecciones de 1955, debido al sentimiento antidictatorial que generó su gobierno, por lo que el voto femenino terminó favoreciendo a Manuel Prado, quien en aquella oportunidad contó con el respaldo del APRA. Odría pensó que podría repetir lo sucedido en Argentina, donde en esa época se obtuvo el derecho al voto de las mujeres, aunque la heroína fuera una mujer que representaba la antítesis de luchadoras feministas de su país como Alicia Moreau de Justo, Elvira Dellepiane Rawson o Silvina Ocampo. Se trataba de Eva Perón, a quien las mujeres de la alta sociedad veían como una vulgar mujerzuela, aunque esta apreciación no le restaba envergadura y eficacia a su acción política. Su marido Juan Domingo Perón, uno de los más importantes caudillos de la historia Argentina, ganó las elecciones del 11 de noviembre de 1951 en la que votaron tres millones y medio de mujeres. Ya lo señaló Catherine A. Mackinnon, Marx fue reduccionista al opinar que la historia no avanza con la cabeza sino los pies, porque se olvidó considerar el sexo de su cuerpo.

Rosa Luxemburgo, las rusas Alexandra Kollontay, Angélica Balabanoff, N. Krupskaja, o la inglesa Silvia Pankhust pueden ser admiradas por muchas feministas paraguayas, pero para ellas la perspectiva de género está lejos de valer una candidata. La mayoría se siente hoy más atraída por un obispo católico jubilado, representante de un culto que niega el sacerdocio a las mujeres, se opone con vehemencia al aborto y en Latinoamérica representa lo más funesto de un pasado genocida.

Si algo demuestra esta actitud en la actual campaña presidencial de Paraguay, es la indiferencia hacia la problemática de género. Y conste que serán las más perjudicadas, en un país donde los hombres de izquierda, derecha, arriba o abajo, abordan estas cuestiones sólo como una guerra al sexo opuesto en la que deben tomar una o varias prisioneras.

{
}
{
}

Comentarios Fernando lugo: tribulaciones de la señora presidenta

Bibi,
¡VIVE!,
¡Y DEJA VIVIR!.,
VIVA LA MADRE QUE TE PARIÓ, AIDO.
VIVA LA MUJER QUE NO TE INTERRUMPIÓ VOLUNTARIAMENTE DURANTE SU EMBARAZO!
¡¡¡No a la violencia de género;
También NO a la VIOLENCIA DE EDAD!!!
MATAR NO ES UN DERECHO:
Se puede estar a favor o en contra del futbol, de Las Meninas de Velázquez o de la “interrupción voluntaria del embarazo”, lo que no se puede negar, gustándote o no el futbol, es que el futbol es un deporte, que Las Meninas es una pintura, y que la “I.V.E.” es MATAR. La finalidad de este comentario no es que tanto que cambies tus gustos y preferencias dejando tu postura necrófila y apostando por el vitalismo, sino que NO DESCONOZCAS la realidad, el sustrato material, la base de fondo, el presupuesto de partida verdadero y real a partir del cual te posiciones como en buena gana te venga: QUE ROMPER UN EL A.D.N. NUEVO Y ÚNICO RECIÉN FORMADO POR FUSIÓN DE ÓVULO Y ESPERMATOZOIDE, ES MATAR. A partir de ahí, toma partido por lo que te parezca: defender la vida en abstracto y en concreto, en una posición vitalista, activa, positiva, o atacarla.
Con la nueva ley matar no va a ser obligatorio; pero es que matar nunca fue un derecho, nunca fue justo, ni con los romanos, ni con los nazis, ni con los Castro, ni con una ley vigente ni con la próxima ley, por mucho que los manipuladores se emperren en disfrazarlo como “derecho” para confundir con la oscuridad a las personas.
Si alguien te dice “ojalá te hubieran abortado”, te ofendes, porque sabes que te está deseando la muerte.
Lo que es descabellado es que una IDEOLOGÍA NECRÓFILA esté ocupando el Parlamento y Gobierno (y parece que también desbordando la república asaltando una vez más el Judicial), y nos esté llevando decidida y abiertamente a apostar por la MUERTE y el asesinato de los humanos más indefensos de todos, los que están en las barriguitas de sus madres.
Es deprimente saber que tengo compatriotas tan cobardes como para intentar justificar la premeditación y alevosía que conlleva el ASESINATO de menores.
Igual que la ley de la gravedad no se puede cambiar por mayorías parlamentarias, donde hay un ser humano es imposible negar su existencia por igual mayoría parlamentaria. Cuando los parlamentarios que defienden este GENOCIDIO SILENCIOSO estén cerca de la muerte, habrán de saber que sobre sus espaldas pesan miles de VIDAS SESGADAS por la avaricia y codicia socialista. Millones de mujeres que han matado, se han arrepentido amarga y desconsoladamente cuando más tarde han sido conscientes del CRÍMEN al que el MOVIMIENTO ANTIVITALISTA les han achuchado a cometer.
Si zETAp no mató (gracias a Dios) a sus 2 preciosas hijas, ¿por qué nos invita a que los demás sí matemos a nuestra propia sangre?
El ABORTO es la
DESPENALIZACIÓN,
LEGALIZACIÓN,
AMPARO JURÍDICO O DERECHO SUBJETIVO
AL ASESINATO POR CUESTIÓN DE LA EDAD DE LA VÍCTIMA.
El PARTIDO NECRÓFILO en el Gobierno nos quiere vender la moto de que MATAR es un derecho. Un derecho de la mujer. MATAR no es un derecho, sea cual sea la edad de la VÍCTIMA, y sea cual sea la edad del ejecutor.
Es lamentable que sea considerado una “conquista social” el hecho de despenalizar el ASESINATO por cuestión de la edad de la víctima. ¿La próxima “conquista social” cual será, despenalizar el asesinato de los mayores de 60 (¿disfrazándolo bajo el eufemismo ”derecho a la muerte digna”?) porque no son 100% productivos?.
Esto es PROGRESAR, con todas sus letras.
Esto es lo que nos prometían con su IMPLEMENTACIÓN DEL SOCIALISMO.
Esto son las “conquistas sociales” de zETAp, un mejor matar.
Este es el preámbulo de la decadencia y de la Camboya socialista:
MATAR, MATAR, MATAR, MATAR, MATAR (y la tentativa de ASESINATO SILENCIOSO MASIVO es tan burda que ni la contínua PERVERSIÓN DEL LENGUAJE de la que la RELIGIÓN NECRÓFILA hace gala puede esconder esta vez sus crueles e intrínsecas intenciones).
Y es que es necesario alzar la voz por aquellos que por circunstancias de la vida, aún no pueden dejarse oir, y que tal vez nunca les dejen ver la luz del sol, pese a que ya han nacido a la vida.
El hecho de que se hayan perpetrado abortos en la clandestinidad o en Londres o en Paris o en Calcuta o en clínicas-chekas no exculpa ni justifica nada de nada. ¿Porque alguien mató en Londres yo ahora voy a facilitar que se mate en España?. ¿Porque allí no respetan la vida, nosotros nos rebajamos a su bajeza?. El egoísmo humano no tiene límites. Es mejor desembarazarse de la persona que crear unas estructuras sociales de apoyo a la madre embarazada, mayor y mejor educación sexual y subvenciones a las familias menos pudientes económicamente. Supondría calentarse más la cabeza, entretanto, las clínicas-chekas cada vez mas enriquecidas y los partidarios del aborto miserablemente sentados sobre más cadáveres.
¿Y por qué no aborto con carácter retroactivo?
Si hombre, es muy sencillito. Como madre, yo me puedo arrepentir de haber tenido un hijo, que me ha salido socialista por ejemplo. ¿Por que cambiarle el nombre y llamarle asesinato?
Curioso el empeño que ponen muchos en su afán por despenalizar la muerte por cuestión de la edad de la víctima, cuando todos ellos pasaron a su vez por el estado de adolescente, niño, y el de embrión antes que éstos.
Me gustaría saber si muchos de los que aquí hablan, seguramente PADRES, ABUELOS O HERMANOS, son capaces de mirar a los ojos a sus personitas cercanas y queridas y decirles que su conciencia estaría tranquila en el caso de haber decidido en su momento ELIMINARLOS (y encima con una ley que les amparara y que ellos mismos apoyaron).
Incluso a la PROFETA DE LA MUERTE (y vergüenza de su madre), la señora ministra Bibiana Aído, le deseo lo mejor, y me partiría la cara porque a ella nunca la hubiesen podido MATAR mientras estaba ya viva en la barriguita de su madre. Igual que ella, todos los que vienen por detrás también tienen el DERECHO A VIVIR!!!!
Sentados los NECRÓFILOS en Consejo de Ministros, recuerdan la Última Cena, pero no la de la piedad y la misericordia, sino la de la avaricia y la PLANIFICACIÓN DE LA ELIMINACIÓN SISTEMÁTICA POR LA EDAD DE LA EDAD DE LA VÍCTIMA, una última cena satánica, en la que no se corta el pan y el vino sino pequeños huesecitos y frágiles membranas celulares DE VIDA HUMANA (Conferencia de Wannsee, Solución Final, 20 enero 1942).
Descorazonador ver a las socialistas Aído y Pajín celebrando como hienas, o mejor dicho, como socialistas (las cosas por su nombre), la promoción del aborto (eufemismo que esconde, para confundir, la despenalización del asesinato por cuestión de la edad de la víctima).
¿Por qué los socialistas ponen tanto empeño en que los demás,
especialmente los más desfavorecidos,
matemos, y matemos a nuestros hijos?
“Un judí­o, independientemente de su edad, claro que es un ser vivo; ahora bien, no puede afirmarse que sea un ser humano, no hay base cientí­fica para ello”. Adolph Hitler; zETAp del III Reich. Año 1939
“Un feto de 13 semanas es un ser vivo, pero no puede ser un ser humano porque eso no tiene ninguna base cientí­fica”. Bibiana Aido. Ministra de Igualdad del Gobierno de España. Año 2009.
¡Qué le vamos a hacer, prácticamente toda la gente que se manifiesta a favor de la despenalización del asesinato por cuestión de la edad de la víctima, se autoproclama de izquierdas!
Otros sectarios reaccionarios intentan argumentar (la consigna del Partido, cuales tontos útiles serviles al Poder, amoldando su razón a la doctrina del Amo) la despenalización del homicidio por cuestión de la edad de la víctima con cosas como éstas:
-que si en Roma no estaba mal visto…
-que si con Franco se iban pa Londres…
-que si Aznar no defendió la vida como debiera…
¿Y a mí qué me cuentas?.
Con Roma, con Franco, y con Aznar, abortar es matar.
No promovamos el asesinato porque otros ya lo hicieron (de hecho, a mi entender, Aznar y todo el PP deberían pedir perdón por rebajarse a la altura de los socialistas manteniendo el crimen legalizado del aborto; cómplices de la izquierda por no derogar la manifestación más evidente de la izquierda: la despenalización del homicidio por cuestión de la edad de la víctima).
Ahora que somos conscientes de la realidad material de los hechos, a la luz de la ciencia, DEFENDAMOS LA VIDA!!!!
No hace falta ser católico para respetar la ciencia y defender la vida. ¿No es ciencia que un espermatozoide o un óvulo por separado son una cosa, y que ambos combinados son otra muy distinta?
Dogma cruel es repetir hasta la saciedad que eso que la evidencia científica muestra como vida humana, no lo es.
Doctrina antihumanista es profetizar la doctrina de que se puede pactar sobre lo que es vida y sobre lo que no. Igual que no se puede cambiar por decreto ley la ley de la gravedad, tampoco qué es vida y qué no lo es no se puede cambiar por decreto ley.
Hay necrófilos quienes en su ignorancia atacan a los vitalistas acusándoles de no defender los huevos de gallina fecundados; allá los necrófilos que se ponen a la altura de las gallinas, y denigran voluntariamente su dignidad y amor propio a la altura de los bichos. Pero por favor que no usen esta excusa para intentar justificar (lo imposible de justificar) el asesinato de otro, y menos aún de uno que no ha nacido y no puede defenderse de la brutalidad como un adulto sí que puede hacer.
Otros sectarios acuden a ideas cavernarias para reaccionar contra la vida; aluden a que “hay demasiados vivos”, o que “muchos de los vivos padecen situaciones de hambre, pobreza…”, de tal modo que si se les mata, ya no tendrán la posibilidad de sufrir – tampoco la de vivir, eso se lo callan hipócritamente en sus necrófilas ansias por alcanzar el “derecho a matar” –; si esa es la solución, apliquemos consecuentemente la máxima “muerto el perro se acabó la rabia”: encendamos el “dispositivo del día del juicio final”, la bomba sucia de cobalto 59 (véase “Teléfono Rojo: Volamos Hacia Moscú “ Stanley Kubrick 1964; Mutual Assured Destruction (MAD)El Secreto de Zara); mientras tanto, los necrófilos podían ir dando ejemplo en su lucha contra la supuesta “superpoblación” interrumpiendo voluntariamente sus propias vidas como mejor entiendan.
Allá usted, señor/a socialista con su conciencia si puede cargar con la complicidad moral de apoyar la DESPENALIZACIÓN DEL ASESINATO POR CUESTIÓN DE LA EDAD DE LA VÍCTIMA. Yo seguiré prestando mi voz a aquellos a los que aún no la tienen y que tal vez no le dejen nunca alcanzarla, porque usted, como yo, igual que una vez fuimos adolescentes, es más, mocosos de pocos años, aún antes de todo eso fuimos fetos de apenas un segundo de vida (recién concebidos).
Matar al vecino porque hace ruido no es un derecho, y matar al indefenso porque no se le puede ver la cara, tampoco es un derecho.
Yo creía que después de 2 Guerras Mundiales, y varios regímenes totalitarios de varios colores pero idéntica esencia criminal, ya habíamos aprendido a valorar la vida humana.
Saludos esperanzados en que cambie de postura, señor/a socialista.
Basta con conocer el dato de que el concebido ya está vivo. No dejes que te confundan con artimañas como que esa criatura es inviable: si a ti o a mi nos sacan de nuestro espacio natural, el aire libre, y nos sumergen en el agua o bajo tierra, o nos abandonan sin oxígeno más allá de la atmósfera terrestre, también nos convertimos en inviables para la vida (por cierto, luego le dan caña a los católicos con el tema de que siempre están con los ricos. Pues no se yo qué beneficio económico puede obtener esa Iglesia de defender la vida).
Todo parte de “La Gran Estafa” (Eudocio Ravines): Ahí radica la trampa Wyoming-iana, el embaucamiento Gabilondiano, la perorata ”bienintencionada” de LA SECTA, la razón de SER del seudo lenguaje más radiofónico, la SANTILLANA (a modo de Santo y Seña) de los profetas de los ”mira que lo hago por tu bien”, la kantilena kultureta de los intelektuales de ”a tanto el kilo de seudoperiodismo-pelíkula manipuladora y oskurecedora”, derrochadores de derechos(-trampa) a lo largo y ancho de la geografía peninsular, esa perversión del lenguaje, esa neolengua 1984ntera, ese derecho-trampa de 3ªgeneración que confunde el sentido común de los sufridos trabajadores, la que pervierte el sentido de las cosas, la que convierte los puros conceptos en ”conzzettos pepiño-blanqueros-ferrazianos” (de cuyos conzzettos concienzudamente reniego a incluirlos en mi vocabulario), la que a base de mil repeticiones (Lenin: ”una mentira mil veces repetida hasta la saciedad machaconamente sobre la cabeza del obrero hasta que la tenga por verdad”) asienta como verdad un dogma indemostrable (o según se mire, bien demostrable en los extensos gulags fascistas, siberianos, maoístas, castristas, mussolinianos… en las amplias bolsas de pobreza y desempleo de las socialdemocracias, en la falta de republicanismo y democracia en las Repúblicas Democráticas Socialistas, en los Cortijos, en los Señoríos y demás kacikadas universitarias de provectos hombres de infinitas ansias de paz y progreso), la que rebaja a los hombres a comebocadillos-subeautobuses-meneapancartas-agitabanderas-repiteconsignas-apaleadisidentes-vendetuculoytuconcienciaporcuatrodurosqueademássontuyos (léase “Rebelión en la Granja”), la que asienta la doctrina de la masa informe y de la anulación de diferencias entre los individuos, la que conforma el sentir de los hombres sobre premisas malintencionadamente falsas, falseadoras, ocultadoras de datos relevantes (joder, la dictadura perfecta, ya la quisieran para sí Largo Caballero, Pablo Iglesias, Sabino Arana, la Nelken, Chancho Guevara, Salvador Allende, Pilar Bardem, Carrillo y Josu Ternera entre otros profetas de las chekas del Bienestar –léase “Un Mundo Feliz” de Aldous Huxley).
La ciudadanía mundial y la española en particular debe alzarse en urnas, tomar las urnas, aprovechar su OPORTUNIDAD, seguir por el camino que ATENAS y sus griegos a duras penas abrieron y en gloriosa, inmortal e imperecedera herencia nos dejaron, revolucionarse cívicamente (no mediante el Terror, no mediante el Socialismo), y RECUPERAR LA PROPIEDAD DE SU DESTINO PARTICULAR, DE SU INDIVIDUAL BÚSQUEDA DE LA PROPIA FELICIDAD empezando quizás por recuperar su poder en los entes locales, ese sería un buen primer paso.
Ya está bien de provincionalismos y de aupar a las públicas magistraturas a los más catetos, cínicos y gusanos desperdicios de la sociedad, rebajándonos con ello al nivel de suciedad, o en el mejor de los casos al de zoociedad.
Cuando la CIENCIA nos ha demostrado que que ADNs FUSIONADOS es ya un ser humano, eliminarlo equivale a MATAR.
No entiendo a cuento de qué este ataque dogmático y cerril de la religión socialista contra la religión católica que defiende la vida frente a la necrofilia.
Un espermatozoide será ”una potencia” (moralmente considerado).
Pero ADNs FUSIONADOS son una realidad que ningún decreto ley ni ninguna mayoría parlamentaria pueden cambiar, del mismo modo que así no se puede cambiar la ley de la gravedad.
Conceder al aborto la categoría de derecho equivale a DESPENALIZAR EL ASESINATO POR CUESTIÓN DE LA EDAD DE LA VÍCTIMA, por mucha buena intención que se diga que hay de trasfondo. También los nazis partían de una buenaintención para sus congéneres arios cuando decretaron por ley considerar infrahombres a los judíos y eliminables.
Y pese a que muchos como tú, socialista, seguís apoyando la LEGALIZACIÓN DE LA MUERTE POR DISCRIMINACIÓN DE LA EDAD, yo y muchos más seguiremos ofreciendo nuestra voz a los más indefensos para que nunca tengas la facultad de ELIMINARLOS del mismo modo que nadie tuvo derecho jurídico a ELIMINARTE a ti, un PRO-LEGALIZACIÓN DEL HOMICIDIO POR CUESTIÓN DE LA EDAD DE LA VÍCTIMA, cuando aún eras embrión. Me alegro mucho de que a pesar de tus ANSIAS NECRÓFILAS nadie tuviera en su momento la facultad de eliminarte, y de que estés VIVITO Y COLEANDO y ojalá con SALUD.
Los nazis también legalizaron la INTERRUPCIÓN VOLUNTARIA DE LA VIDA DE LOS JUDÍOS Y LOS GITANOS, y no por ser legal fué menos despreciable.
Síntoma de la confusión a la que nos inducen es que con nuestro propio dinero robado en forma de impuestos, nos lo devuelvan en forma de migajas y condicionado a RENOVAR EL COCHE, O EL FRIGORÍFICO, y cosas así, y en cambio la única ”ayuda” que se les da a las madres es MATAR a las criaturas que llevan dentro, convertir su seno en CAMPOS DE CONCENTRACIÓN LEGALIZADOS (véase “Paracuellos-Katin” de Cesar Vidal). Un poquito de por favor…
Lo que nos preguntamos muchos ingenuos es porqué se desea despenalizar el asesinato de los humanos que aún no han salido del útero, mientras que asesinar a humanos que llevan 5 días, 5 meses o 50 años fuera del útero sí que está penado por la ley civil.
Es trágico que cuando la ciencia nos ha demostrado que ADNs FUSIONADOS son ya un SER HUMANO, las doctrinas de la muerte se aferren a dogmas necrófilos para facilitar la muerte de un indefenso.
Yo como mujer puedo hacer lo que me venga en gana, pero desde luego bajo ningún concepto y bajo ninguna excusa (ni siquiera una violación, qué culpa tiene ese SER de haber sido concebido a la fuerza) tengo la facultad de matar al SER HUMANO que llevo en mi vientre, de igual modo que no puedo matar a ninguno de los SERES HUMANOS que son mis vecinos.
No existe ningún derecho a matar, diga lo que diga la Iglesia Católica, o la Mahometana, o la Socialista o la Progresista o la Hebrea o…
Un millón de personas han sido asesinadas legalmente desde 1985 en España. Nos vamos acercando a las cifras de los nazis con los judíos, de los turcos con los armenios, de los socialistas contra los demás, para los que matar también estaba legalizado, pues al igual que los necrófilos consideran hoy al hombre en etapa de feto como un infrahombre, los nazis también consideraban a los morenos, a los judíos, a los negros, etc, infrahombres y por tanto eliminables. Los arios tenían el ”derecho a la interrupción voluntaria de la vida de los demás”.
No entiendo la inquina con la que se le trata al que defiende que matar no es un derecho a favor de nadie.
Me la trae al pairo lo que diga el Papa de Roma, el Papa de Ferraz o el Papa de La Meca.
Si yo considerara el tema del aborto algo trivial no pondría empeño en manifestar mi postura.
Y el núcleo en que se basa mi argumentación, yo se lo aclaro: un átomo de hierro no deja de ser un átomo de hierro porque 350, o 45.000.000 de personas digan que ya no es hierro. Se le podrá cambiar de nombre. Pero mientras es hierro, es hierro, y no otra cosa. La voluntad del hombre no transmuta la realidad de las cosas. Esto es, se podrá llamar jurídicamente al asesinato como “derecho a interrumpir voluntariamente (encima voluntario) el embarazo”, pero si resulta que “eso” que se rompe no es un cáncer sino una vida, eliminarla en llanamente matar. Trágico error que por una torpeza estemos matando a mansalva y nos hallamos convertidos en matarifes masivos por razón de actitudes viscerales, sectarias, cerriles, acríticas, acientíficas, dogmáticas, intolerantes, irracionales y excluyentes.
Una decisión de un parlamento cualquiera no crea o quita la naturaleza de las cosas; si la vida nace tras la expulsión del feto del útero, entonces abortar no es nada; si la vida nace en la semana 13, abortar antes tampoco es nada; y si la vida nace con la fusión de ADNs, entonces abortar equivale a matar.
A la luz de la ciencia, de la que no disponían los antiguos, observo que adquirí individualidad propia en la concepción, y no antes, ni después. Por eso defiendo la vida de los demás del mismo modo que otros antes que yo no acabaron con la mía.
También hay cavernícolas que huyen de la razón e intentan justificar la DESPENALIZACIÓN DEL ASESINATO POR CUESTIÓN DE LA EDAD DE LA VÍCTIMA amparándose, intentando justificar ante sus propias malas conciencias en que se lleva realizando desde hace mucho tiempo, o que fueron “otros” los que lo iniciaron, o cosas por el estilo. Errar es de humanos, pero cuando se cae en la cuenta de que algo se está haciendo mal y no se corrige por empecinamiento visceral-sectario, PERSEVERAR EN EL AFÁN NECRÓFILO ES CRIMINAL.
Se puede estar a favor o en contra del futbol, de Las Meninas de Velázquez o de la “interrupción voluntaria del embarazo”, lo que no se puede negar es que el futbol es un deporte, que Las Meninas es una pintura, y que el “I.V.E.” es MATAR. La finalidad de este comentario no es que tanto que cambies tus gustos y preferencias, sino que NO DESCONOZCAS la realidad, el sustrato material, la base de fondo, el presupuesto de partida verdadero y real a partir del cual te posiciones como en buena gana te venga: QUE ROMPER UN EL A.D.N. NUEVO Y ÚNICO RECIÉN FORMADO POR FUSIÓN DE ÓVULO Y ESPERMATOZOIDE, ES MATAR. A partir de ahí, toma partido por lo que te parezca: defender la vida en abstracto y en concreto en una posición vitalista, activa, positiva, o atacarla.
El caso es MATAR, a cualquier precio, INSULTANDO, DENIGRANDO, y ATACANDO al que defiende la vida, al vitalista. Seguir con la MUERTE hacia adelante, con CONTUMACIA, a cualquier precio. Cuando no estaba desprotegida la vida, los necrófilos estaban reivindicando la DESPENALIZACIÓN DEL ASESINATO POR CUESTIÓN DE LA EDAD DE LA VÍCTIMA todo el día. Y eso era democrático, legal y estaban en su derecho. Ahora que hacen lo mismo los vitalistas, ya no les parece tanto, incluso tienen la cara de decir que es provocación. Hay que ser cínico, mezquino y deshonesto para usar esa doble vara de medir.
Una vez más, se pone en evidencia la máxima antihumanista:
¡¡¡SOCIALISMO O MUERTE, VALGA LA REDUNDANCIA, VALGA LA REPUGNANCIA, VALGA LA REBUZNANCIA!!!
¡Aído, Pajín!: ¡No sois hienas, sois socialistas!
¡Qué le vamos a hacer, prácticamente toda la gente que se manifiesta a favor de la despenalización del asesinato por cuestión de la edad de la víctima, se autoproclama de izquierdas!
Si abortar no es matar, el canibalismo es gastronomía, y la limpieza étnica una acción humanitaria.
Bibi,
¡VIVE!,
¡Y DEJA VIVIR!.
VIVA LA MADRE QUE TE PARIÓ, AIDO.
VIVA LA MUJER QUE NO TE INTERRUMPIÓ VOLUNTARIAMENTE DURANTE SU EMBARAZO!
VISCA LA MADRE QUE NO TE ABORTÓ, BIBIANA!
VISCA LA PERSONA QUE NO TE MATÓ, AÍDO!
¡¡¡No a la violencia de género;
También NO a la VIOLENCIA DE EDAD!!!
MATAR NO ES UN DERECHO!!!
Una vitalista.
MatarNOes1derecho!!! MatarNOes1derecho!!! 27/05/2010 a las 23:12

Deja tu comentario Fernando lugo: tribulaciones de la señora presidenta

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre